Enviar por Email

Imprimir

11/29/2009

Clasificados

San Carlos de Bolívar

La ciudad de San Carlos de Bolívar, se encuentra ubicada en el centro de la Provincia de Buenos Aires. Se puede decir que en cuanto a vías de comunicación, se localiza en un punto estratégico, ya que confluyen en la misma las rutas nacionales 226 y 205, y la ruta provincial 65. Esto facilita la conexión rápida con hacia las diferentes ciudades de la Provincia de Buenos Aires.

Historia

Creación del partido de Bolívar y fundación de la ciudad de San Carlos
La conquista del desierto se llevó a cabo de muy diversas maneras. En la historia surgen como trascendentes las campañas comandadas por Rosas y Roca. Sin embargo en el avance lento pero seguro de la civilización sobre los dominios indígenas, asentando mojones que con el tiempo se transformarían en poblaciones florecientes, y en el esfuerzo de hombres y mujeres que buscaban su propia Ciudad de los Césares, estuvo gran parte del nacimiento y crecimiento del país.

En este sentido Bolívar tuvo mucho que ver, ya que fue punta de lanza cuando de avanzar corriendo la frontera se trataba.
San Carlos de Bolívar

La etimología de tales nombres surge teniendo en cuenta, el de su ciudad cabecera (San Carlos), tomando como referencia el fortín que existía al momento de la fundación, ubicado a una distancia de 17 kilómetros del actual centro de la ciudad, y en cuyos alrededores se libró la batalla de mayor importancia en la lucha contra el aborigen. El Partido lleva tal nombre (Bolívar) en homenaje al libertador Simón Bolívar.

Causas
La situación que vivía el país obligaba definitivamente a trasladar las fronteras interiores cada vez con mayor profundidad en el territorio salvaje y deshabitado. Muchos de los pueblos fueron creciendo cobijados por los fortines; otros nacieron de la sola voluntad del hombre, de producir y prosperar a pesar de las dificultades y el peligro.

San Carlos de Bolívar hubiera sido el ejemplo típico de las poblaciones erigidas al pie de un fortín, pero debido a razones ajenas al proyecto inicial, el lugar definitivo quedó alejado de la fortificación.

El proyecto de habitar la Pampa inhóspita se fue haciendo realidad a partir de la fundación de 9 de julio, 25 de Mayo, General Alvear, Tapalqué y Olavarría. El fortín San Carlos se encontraba en una posición estratégica, que equidistaba de todos los puntos nombrados y era el lugar de paso obligado en un viaje a Salinas Grandes o si se iba aún más al sur.

En la decisión de fundar un pueblo en las inmediaciones de San Carlos mucho tuvo que ver el Dr. Adolfo Alsina al asumir en 1874 a la Cartera de Guerra y Marina del gobierno de Avellaneda. Alsina, en una carta que le envía al entonces gobernador bonaerense Carlos Casares, le indica que debido a “la circunstancia de hallarse San Carlos y Lavalle sobre caminos a tener, con el tiempo, una gran importancia presente, dan como muy fundada la esperanza de que en breve serán cabezas de partidos ricos y florecientes”.
Nacen por ley el Partido y su cabecera

El 27 de agosto de 1877, el gobernador bonaerense elevó al Poder Legislativo un proyecto de ley disponiendo la creación de un nuevo partido bajo la denominación de Bolívar y de su cabecera que se llamaría San Carlos, en el lugar que ocupaba el fuerte del mismo nombre.

El proyecto es aprobado en ambas cámaras, y finalmente el 26 de octubre de 1877 la Ley es promulgada por el gobernador Carlos Casares.

La fundación
El decreto reglamentario estipulaba en sus distintos puntos que el agrimensor Rafael Hernández tendría a su cargo la ubicación del pueblo, su delineación y el amojonamiento de manzanas, chacras y solares. También determinaba el nombramiento de una comisión integrada por Martín Barraondo, Miguel Villaraza y Marcelino Davel, para que asociados al juez de Paz Victorio Abrego, a quien se da comisión al efecto, intervenga en cuanto fuere necesario para dar entero cumplimiento a la citada Ley y al decreto correspondiente.

El 30 de enero de 1878 partió desde 25 de Mayo la caravana fundadora. Junto a la comisión mencionada y al agrimensor Hernández, integraban la caravana tres ayudantes del profesional, veinte soldados a cargo del comisario Pedro Duval y algunos vecinos que se transformarían en los primeros pobladores.

El 3 de febrero acamparon en la laguna de Pichicarhue, cercana al fortín San Carlos. Desde el primer momento Rafael Hernández comenzó con el relevamiento del terreno a efectos de determinar la ubicación del pueblo.

Debido a que se descubrió que las tierras en que estaba emplazado el fortín y las que lo rodeaban eran de propiedad privada, el agrimensor debió dirigirse a Buenos Aires, solicitando nuevas instrucciones. Estas indicaron que, ante la dificultad surgida, se efectuara la ubicación del pueblo en terrenos fiscales, aunque estuvieran situados a mayor distancia del fortín.

A partir de haber encontrado los mojones que marcaban las propiedades privadas, Hernández se dedicó a explorar los campos fiscales que se extendían al sur de la delimitación. La búsqueda y el análisis del terreno continuaron hasta el 2 de marzo, cuando se determinó el punto exacto alrededor del cual se construiría los que hoy es la ciudad.

La lluvia impidió el comienzo de los trabajos hasta el 8 de marzo, día en el que se trazaron las líneas necesarias, a partir de las cuales se realizaría el trazado definitivo.

Ubicación territorial
Bolívar se encuentra ubicado en el centro oeste de la Provincia de Buenos
Aires. Entre los 35º 50‘ y 36º 40‘ de latitud sur y 60º 30‘y 61º 40‘de longitud
oeste.

Superficie
4.912, 16 km², que equivalen en hectáreas a 502.700. La altura del terreno
sobre el nivel del mar varía entre 75 y 115 metros.

Límites
Norte: Carlos Casares, Nueve de Julio y 25 de Mayo.
Este: General Alvear y Tapalqué.
Sur: Olavarría, Daireaux
Oete: Hipólito Irigoyen.

Suelos
Los suelos del partido de Bolívar pertenecen al orden de los molisoles: básicamente son suelos negros o pardos que se han desarrollado a partir de sedimentos minerales en climas templado húmedo a semiárido, aunque también se presentan en regímenes fríos y cálidos con una cobertura vegetal integrada fundamentalmente por gramíneas. La incorporación sistemática de residuos vegetales ha generado un proceso de oscurecimiento del suelo por la incorporación de materia orgánica, que se refleja más en la parte superficial. Pequeños sectores del Partido de Bolívar están formados por suelos afectados por salinidad y agua superficial.

Clima
En el mapa climático de Argentina, Bolívar se halla en el centrosur de la región de clima templado pampeano, dentro de la zona de la Pampa Húmeda. Los vientos característicos de la zona son del norte y del noroeste, pero sin dudas los más conocidos son el Pampero y la Sudestada. La zona se encuentra sujeta a variaciones climáticas, con recurrencia en el tiempo de períodos húmedos y secos.

Temperaturas
Las temperaturas medias de verano oscilan entre los 20º C y 25º C, mientras que las de invierno lo hacen entre 5º y 10º C.
Humedad Relativa

La humedad relativa media anual es del 78 %. Los períodos de mayores porcentajes de humedad se producen en otoño y primavera.

Precipitaciones
Las precipitaciones medias son de 998 mm. En el año 2000 alcanzaron 1176 mm. Hasta el mes de agosto de 2001 han llovido 871 mm.

Hidrografía
El Partido de Bolívar es atravesado de suroeste a noreste por el Arroyo Vallimanca (nombre derivado de yegua baya y manca), que recibe este nombre a partir de la laguna San Luis; antes se lo denomina Salado. Además el Partido cuenta con varios espejos de agua permanentes, entre los que se destacan las lagunas San Luis, Cabeza del Buey, El Tordillo y Pay Lauquen. La napa freática se encuentra a escasa distancia de la superficie, variando de acuerdo a los períodos húmedos o secos.

Flora
El Partido de Bolívar forma parte de esa extensa llanura, de más de 400.000 kilómetros cuadrados, comúnmente denominada llanura pampeana. Una de las características principales de esta enorme planicie de horizontes ilimitados es la ausencia de árboles, más allá de la solitaria presencia de escasos ejemplares de ombúes. Esos pocos ejemplares causaron la equívoca asociación del ombú con la pampa. Quizás, la ausencia de especies arbóreas se explica por el denso tapiz herbáceo y su aún más densa trama radicular que impiden el desarrollo de árboles. A lo largo de miles de años las gramíneas han conformado la mayor parte de la vegetación de esta llanura. La cebadilla criolla, el pasto miel o el pelo de chancho son algunos de los pastos autóctonos. Sin duda el mayor y atractivo pasto es la cortadera o cola de zorro, marginado a médanos y orillas de fuentes de agua. En estos lugares abundan además juncos y totoras. También son comunes los pajonales de paja colorada y la presencia de cardos, que sin ser una especie autóctona se ha adaptado muy bien.

Fauna
Vivir en un mar de pastos implica adaptaciones especiales, solo el suelo se ofrece como refugio a los no voladores. Las opciones para refugiarse y huir son más limitadas. Tener cuevas es una de las estrategias más comunes de los animales medianos y menores. Si son demasiados grandes la opción es ser un veloz corredor, como el venado o el ñandú. Para las aves la dificultad se presenta en la construcción y cuidado de los nidos. Gran parte de la fauna desarrolla su vida bajo tierra, como el caso de vizcachas, mulitas, hurones, tuco tuco, y otros que sin construir sus propias cuevas, conviven con los anteriores o utilizan túneles abandonados.

Mamíferos: venado de la pampa, gato montés, gato de los pajonales, zorro pampeano, hurón mediano, zorrino, peludo, mulita, comadreja overa, colicorto, vizcacha, cuis grande, cuis serrano.

Aves: ñandú, cachirlas, inambú colorado y chico común, mixto, pecho colorado, tero, lechucita de las vizcacheras, lechuzón de campo, halcón plomizo, hornero, canastero enano, carancho, chimango, martineta, perdiz, calandria.

Aves migratorias: cauquén, charlo cabezón, azarracha de corbata, tijereta, benteveo real, aguilucho langostero, golondrina.

Aves de lagunas y bañados: cisne de cuello negro, cisne coscorola, pato maicero, pato cuchara, pato barcino, cotorra común, chajá, gallareta, escudete rojo, garza mora, garza blanca grande, garza bruja, flamenco, cigüeña.

Reptiles: algunos géneros de culebras como ñandurire, culebra verde, falsa yarará, lagartijas e iguanas.

Anfibios: sapos, ranas, escuerzos.

Mamíferos de lagunas y bañados: coipo, rata, nutria, comadreja colorada.

Anfibios: rana patito, rana del zorzal.

Peces: pejerrey, tararira, anguila criolla, bagre.

El escudo del Partido de Bolívar

AquiBolivar - Clasificados - San Carlos de Bolívar

Como figura central el fortín emplazado en la pampa representa el momento histórico de enfrentamientos entre lanzas y fusiles, recordación de la Batalla de San Carlos. La cabeza de toro y la espiga de trigo son los elementos básicos de la riqueza agroganadera del Partido y significan la civilización y el trabajo. La rueda dentada representa la industria y es el presagio de un futuro venturoso, aspiración común de todos los bolivarenses.

están en Bolívar